Translate

sábado, 27 de enero de 2018

Corazón de Poeta - Jeanette (1981)





Corazon De Poeta



Tiene la expresión de una flor

la voz de un pájaro y

el alma como luna llena

de un mes de abril



Tienen sus palabras

calor y frío de invierno

Su piel es dura como el

árbol que azota el viento



Y tiene el corazón de poeta,

de niño grande, de hombre-niño

capaz de amar con delirio

capaz de hundirse en la tristeza



Pues tiene el corazón de poeta,

de vagabundo, de mendigo

y así lo he conocido

y así me gusta a mí que sea,

que tenga el corazón de poeta.



Tiene la arrogancia del sol,

mirada cándida.

Su piel de nieve se hace fuego

cerca de mí.



Es amigo y amante fiel

de las estrellas

Camina junto a mí

soñando con cosas bellas.



Y tiene el corazón de poeta

de niño grande y de hombre-niño.

Capaz de amar con delirio,

capaz de hundirse en la tristeza,

pues tiene el corazón de poeta,

de vagabundo, de mendigo

y así lo he conocido

y así me gusta a mí que sea,

que tenga el corazón de poeta.



Pues tiene el corazón de poeta

de vagabundo, de mendigo

y así lo he conocido

y así me gusta a mí que sea,

que tenga el corazón de poeta.

jueves, 18 de enero de 2018

GORJEO DE LLUVIA


(Activa el audio... suave)

Gorjeo de lluvia.
Noche humedecida
de fugaces estrellas.

Un raro silencio
en sus labios.
Florecida sonrisa.

Caricia púrpura.
Manos de seda
abrazan mi alma.

Noche de cielo.
Candor de cuerpo
que mi piel besa.

No vueles, hoy,
inténtalo mañana.
Quizá desees jamás
haberlo pensado...

Gorjeo de lluvia
de fugaces estrellas.

Jorge Aimar Francese Hardaick
Escritor y Poeta - Argentina
 Derechos de Autor©

miércoles, 17 de enero de 2018

LA SABIA DE MI ESENCIA



He divagado en los torrentes de noches gélidas, llenas de sombras y hastío, devorando en silencio los ecos de mis pensamientos mudos para no sentirme en soledad y acaricié, con mis ojos, el fondo de una estrella, pretendiendo encontrar en ella… la sabia de mi esencia.

Fui mi propio candil en las profundidades de un cielo sin sol, sin luna; sin destello alguno que pudiera iluminar mi búsqueda, mas jamás desistí, pues mi esperanza clavada al orillo de mi alma, me empujaba; su tenue murmullo no cesaba de alentarme. Confié en ello, y seguí mi derrotero.

Hoy, después de varias estaciones, de otoños deshojados y fríos inviernos, de confusas primaveras y perdidos veranos; de tener sensibles sensaciones de incertidumbre, he logrado hallar en el manantial de mis silencios, una respuesta, quizá, desde mi punto de vista sobre los almanaques transcurridos, la más cercana a mi impoluta verdad.

A pesar de haber sufrido desvariados pensamientos, cambios de actitudes, pero, lo más importante, la sabia de mi esencia ha sido sempiternamente alimentada con el néctar del amor, la solidaridad sobre el más leve sentimiento, socavando la mentira, encendiendo eterna la llama de la empatía…


¡Gracias! Señor, Padre de la eternidad, por dejarme recorrer distintos senderos del sagrado albedrío, sin soltarme la mano y enseñarme, siempre, a reconocer la Divina Luz de la Verdad.

Jorge Aimar Francese Hardaick
Argentina
Derechos de Autor©

domingo, 14 de enero de 2018

VERSOS ADORMECIDOS


(Activa el audio... suave)

Viajaron mis versos adormecidos
sobre cegados soles de invierno
queriendo ser en primavera
primeros brotes de una estela.

Serán ellos, en la noche,
quienes ansiosos te nombren
iluminando cual candela
que arde sin derroche
sobre tu esencia compañera.

Quiero hoy, ser poesía
en los labios de tu alma
y que el oasis de tu calma
sacie el alma mía.

Jorge Aimar Francese Hardaick
Escritor y Poeta - Argentina
Derechos de Autor©

ELLA ERA LA FUENTE


(Activa el audio... suave)

Se hundían mis labios
en el agua serena,
tan fresca y tan pura...

Ella era la fuente,

ungiendo mi pena;
saciando mi amor
de miel y colmena.

Sus besos en flor,
labios de niña
de néctar y albor...

Cincel de pasión,
de esos amores
que nunca se olvidan;
que jamás se cuentan
por solo el temor
de perderlo mañana.

Jorge Aimar Francese Hardaick
Escritor y Poeta - Argentina
Derechos de Autor©

Miguel A. Robles - Viuda a los 20 años

martes, 19 de diciembre de 2017

CANTOS DE PASIÓN (soneto español)


En la voz apacible de tus manos
se adormeció sutil mi corazón
y entre dorados cantos de pasión
germinaban silentes, aun arcanos,

los palpitares trémulos, cercanos
a mi alma de Platón. Con ilusión
construyeron los lazos de adicción
y entrelazados gozan bien ufanos,

el temblor de caricias y los besos
convirtiendo vergel al universo
creando amor... deseos inconfesos.

Volemos de la mano en estos versos
florecidos en trigales y, confesos
amantando este amor cual más diverso.

Jorge Aimar Francese Hardaick
Escritor y Poeta - Argentina
Derechos de Autor©